lunes, 4 de enero de 2010

RELATOS GAY

ENVIALOS A SLASHGUNS09@HOTMAIL.COM
JUGANDO CON UN AMIGO
Lo que les voy a relatar ocurrió de verdad cuando contaba unos 15 años edad, vivíamos en Mar del Plata, mi padre me llevaba a Buenos Aires frecuentemente, por que la mayoría de los parientes residían allí, yo me quedaba en casa de una tía en Capital Federal, donde la pasaba muy bien. Un día mi tía me llevo a casa de una vecina que tenia un hijo de casi mi edad, estaba por cumplir los catorce años, para que jugáramos y tener un amigo, nuestra relación fue bastante buena rápidamente, se llamaba Gabriel. Salíamos, íbamos al cine y durante gran parte del día, dado que ambos estábamos de vacaciones escolares, jugábamos en su casa.

Su madre trabajaba y estaba separada, su hermana estudiaba en la facultad, por consiguiente permanecíamos solos gran parte del día, nos pasábamos las horas jugando a cualquier tipo de juego de mesa
Un día por la tarde después de jugar varias partidas, a Gabriel se le ocurrió decir si podíamos jugar por algo, buena idea le respondí.
-Por que jugamos
Se quedo un rato pensativo y con un poco de timidez me dice,
-El que pierde lo masturba al otro.
En ese momento sentí como un cosquilleo por todo el cuerpo,
-Esta bien. Pero se hará solamente durante 3 minutos pasado ese tiempo se corta la masturbación,
No se porque dije eso, si fue por miedo a que estaba haciendo algo indebido, y no quería extenderme demasiado.
-De acuerdo -me respondió Gabriel.

Comenzamos la partida a las damas ya que era un juego rápido. Durante el juego iba aumentando mi excitación, trataba de concentrarme en la partida, pero mi mente estaba en otra cosa, creo que me era igual ganar o perder, me superaba la excitación, por lo que llegaríamos a hacer. Después de una lucha me gano la partida.

-Bueno has perdido, tendrás que pagar la apuesta -me dijo
-Esta bien- respondí.
Abandonamos la habitación y nos dirigimos al baño, una vez en el, se bajo los pantalones y su calzoncillo, descubriendo una pija bastante considerable para su edad, calculo que tendría 14 o 15 cm, la tenia a full la excitación era de ambos, mire también su culo que era muy blanco, redondito y paradito .Tome su pija con mi mano y comencé a masajearla ,la subía y la bajaba con gran ritmo sin dejar de mirarla, notaba su satisfacción, parecía que se hinchaba cada vez mas, oía el goce de Gabriel cuando al minuto pego un grito y lleno mi mano de su esperma pegajosa, calida y blanca continué masturbándolo hasta que salio su ultima gota. En un momento sentí la sensación de que deseaba chuparla, pero me contuve, no se por que.

Intente sacar mi pene para masturbarme, porque no soportaba mi calentura.
Pero Gabriel no lo permitió, diciendo que había perdido, por lo tanto tenía que aguantarme. Si bien no lo habíamos establecido, creo que eso me producía un goce, una especie de masoquismo. Yo estaba súper caliente, necesitaba desahogarme, salimos del baño y cuando íbamos para su habitación le digo

-Muy bien -pero dame la revancha.
-Este bien -me respondió- Apostamos lo mismo �??me dice
-No, el perdedor se la deberá chupar sin límite de tiempo- le respondo (Aunque con la excitación que teníamos, 1 minuto, creo que era suficiente) quería la revancha y además mi excitación iba en aumento,
-Esta bien pero cambiemos de juego -me dice
Después de discutirlo llegamos a un acuerdo jugar dados, en realidad era un juego mas de azar que de ingenio, pero mas rápido. Esta de mas decir que no tuve mucha suerte y por lo tanto perdí, no se si tenia mas bronca por no haber ganado la partida o por lo que tenia que hacer, de cualquier manera lo disfrutaba bastante.

Retornamos al baño. Gabriel hizo que le quitara los pantalones, cuando le baje sus calzoncillos, su pija salto como un resorte, su cara mostraba satisfacción y goce. Me dijo que me sacara los pantalones, que si llegaba a correrme, tenía que repetir el �??castigo�?�. Me quite los pantalones y el calzoncillo, me arrodille frente a él, las manos me temblaban por la emoción, una sensación extraña invadía mi cuerpo, jamás lo había realizado, pero en el fondo me atraía hacerlo.
Tome su pija, erguida, notaba como la extremidad del pene brillaba, lo tome con ambas manos y empecé a agitarlo suavemente, lentamente comencé a lamerla en toda su extensión, continué besándole la cabeza, notaba como Gabriel se agitaba, y crecía su aparato sus tetillas se erguían, yo estaba cada vez mas caliente, mi pija parecía estallar y mis testículos me empezaban a doler.

En momento abrí mi boca y metí un poco de su miembro comencé a chuparlo de a poco, sentía su calor, parecía que explotaría, (tengo que reconocer que lo disfrutaba tanto como Gabriel) lo tome por los cachetes del culo y comencé a introducirle un dedo por el ano, note como se estremecía de placer , eso hizo que su pija entrara completa en mi boca, sentía que me ahogaba pero no quería retirarlo, notaba que aumentaba su tamaño, así continuamos no se que tiempo, hasta que una convulsión, seguida de una catarata de esperma invadió mi boca. Trague algo y el resto cayo por la comisura de mis labios, hacia mi pecho, seguí chupando hasta que salio su ultima gota.

Me levanto y empezó a chuparme mis tetillas que contenían parte de su leche, y en ese instante acabe entre mis piernas. Me había desahogado, pero hubiera preferido que fuera de otra manera.
-Bueno, vas a tener que repetir el castigo �??me dice.
Me sentía en parte como humillado, que era su esclavo, pero por otro lado lo gozaba. Me la volví a introducir en la boca, aun tenia parte del semen anterior. Y empecé a chupar nuevamente. Esta vez tardo bastante tiempo en eyacular, por lo tanto disfruto mucho más. Cuando se vino, no fue del caudal de la vez anterior.

Yo estaba muy caliente, no quería volver a correrme, por que sino me pasaría todo el día chupándosela. Terminado todo, nos lavamos, en el instante que oímos, se abría la puerta, era su madre que llegaba de trabajar.

Regrese a la casa de mi tía, fui al baño y me masturbe. Después de cenar me fui a la cama de pensar en lo sucedido, me excite tanto que tuve que masturbarme nuevamente, hasta que me dormí.

Al día siguiente regrese a lo de mi amigo, apenas llegue me dice:
-Que apostamos ahora?
-No se, que te gustaría? -le conteste
-El perdedor hará todo lo que diga el ganador sin límite de tiempo y las veces que quiera -me contesta
-Acepto �??le respondí.
Mi calentura, sumada al deseo de que podía penetrarlo, no me permitía pensar demasiado ya había perdido dos veces, no ocurriría una tercera vez, además tenia ganas de metérsela por el culito a Gabriel me tenia obsesionado, el riesgo bien lo merecía. Le dije que si. Establecimos tres juegos el vencedor seria el que ganara dos.

Seré breve perdí nuevamente, estaba bastante excitado así que bueno me desnude y me tire en la cama boca abajo, resignado a lo que me pasaría, aunque confieso me excitaba bastante la idea ser penetrado por Gabriel, en ese momento lo veo desnudo y su falo estaba con todo, parecía hasta mas grande, mientras lo esperaba, pensaba que en cualquier momento me iba a introducir su herramienta por mi culo.

Empecé a sentir como su mano acariciaba mi entrepierna, mientras las separaba, en un momento su lengua lamía mis glúteos, mientras sus manos abrían mis cachetes para ir descubriendo mi ano virgen. Con sorpresa sentí su lengua en mi cavidad, realmente era algo muy placentero, mi goce era total, realmente esperaba ser penetrado en cualquier instante, no me disgustaba, el goce que me producía era algo nuevo para mi. En un momento dado Gabriel me giro con ímpetu quedando boca arriba y, bajándose hasta llegar a mi sexo y comienza a chuparlo con desesperación, quise quitarlo para no acabar tan pronto, pero se volvió a aferrar a su labor, lo hacia con tal frenesí, que le acabe con todo en su boca, parecía que esto lo había excitado mas por que continuaba

A pesar de sus chupadas mi pene empezó a ponerse flácido, pero el de Gabriel estaba al máximo así que no pude contenerme y se lo tome con mi mano, apenas siento el contacto volvió a acabar, su esperma baño mi cuerpo, sentía ese líquido calido que me invadió. Se me tiro encima, y quedamos impregnados por su leche. Nos quedamos así tirados en la cama sin movernos, esperando lentamente recuperar las fuerzas.

En momento siento la mano de Gabriel sobre mi pija, que se empieza a levantar, hago lo mismo con la de él, continuamos con los jueguitos, me la empieza a chupar y devuelvo el obsequio. Así continuamos un rato hasta que en un momento lo volteo, lo pongo boca abajo, coloco una almohada bajo su vientre para levantar mas su bello culito, me salivo los dedos y le introduzco primero un dedo y después dos en su ano, no me dice nada y accede gustoso, noto su estremecimiento.

La excitación de Gabriel debía ir en aumento, pues su respiración se agitaba. Noto que su ano se empieza a dilatar y sin esperar demasiado se la voy introduciendo lentamente y comienzo a moverlo con ímpetu a un ritmo mas acelerado, oigo un quejido de dolor, le pregunto si es suficiente si quiere que se la saque, me contesta que siga, mi vaivén se acelera, trato de masturbarlo, pero me quita la mano y me dice no me distraiga. Empujo un poco más y se la introduzco totalmente, noto su estremecimiento. Ya no soportaba mas, sentía que me venia, parecía que estallaría en su interior, me pedía que no parara, la excitación era mutua y en aumento, en un momento estalle e inunde su culo con mi semen, borbotones del liquido salían por su ano.

Caí sobre su espalda y nos quedamos un rato así, yo no había sacado mi pija de su culo, pero parecía no importarle, al rato me retire y lo gire, note toda su leche sobre su pecho y la sabana, le di un beso en la boca, estaba feliz, la expresión de su rostro lo indicaba.
Le pregunte si le había dolido me dijo que si, pero había gozado como loco, y que le hubiera gustado que yo ganase todos los partidos. A partir de ese momento lo volvimos a hacer varias veces más, ya sin apuestas pero no ese día, porque al rato regresaba su madre.
Días después se terminaban las vacaciones y tuve que regresar a mi ciudad. En unos meses retorné a Buenos Aires a la casa de mi tía, pero la familia de Gabriel se habían mudado, así que perdí contacto, pero siempre lo recuerdo, fue mi primera y ultima relación homosexual, aunque cuando lo recuerdo me excito todavía.

Si les gusto el relato escribir a miamieros@hotmail.com

1 comentarios:

antonio gomez dijo...

te cuento mi relato en los primeros años de bachillero tenia un compañero de colegio se llamaba carlos v caro, el chico de unos l6 años era inceiblemente guapo alto rubio estilizado,pero era muy agresivo le pegaba a casi todos los compañeros , durante un tiempo me persiguió acosandome a la salida del colegio se iba detrás de mi con una vara me pegaba por las piernas o nalgas note que era sado gopzaba con pegarme el chico vestia siempre pantalones muy apretados botas negras y me hablaba de que le tenia que obedecer en todo porque el era el amo y yo debía ser su esclavo , una tarde en que íbamos por la calle solitaria, me estaba castigando muy duro y preguntandome si seria su esclavo, .. yo con temor del chico le dije si seria su esclavo pero no me castigara tan duro, caro me ordeno vamos a un potrero slitgario quje queda a pocas cuadras detras de un parque y le enseño a o lo disciplino a la sumision al amo, { bueno algo asusado le obedeci y nos metimos en un potrero solitario detras de unos matorrales a medida que caminábamos me pegaba mas duro con la vara diciendo vos sos maricon yh me vas a obedecer porque soy su amo y v os mi puto esclavo, yo no acepto ningun a desobediencia, mientras me decia eso se tocaba la bragueta templada, diciéndome la verga esta atravesada en miss calzoncillos y necesito un esclavo para que me calme esta ´puta arrechera, asi gritandome groserias y vulgaridades llegamos detras de unos matorrales en el potrero y dándome una varazo tremendo me ordeno.arrodillarse con la cara mirando mi puta brageta templada esclavo, el muchacho abrio obsenamente las piernas gritandome hummillese soy su amo, avergonzado y dolido me arrodille con miedo, el cabron medio otro varazo gritandome digaame que es mi esclavo y yo soy su amo, le dije varias veces que el era mi amo y yo su esclvo, m ien tras le decia eso se bajo los pantalones y los calzoncillos hasta las rodillas

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails